Inglés como segunda lengua

Inglés como segunda lengua

Programa de inglés como segunda lengua con la asesoría del Consejo Británico.

En octubre de 1999 el Claustro Moderno, por recomendación de la Asociación de Padres de Familia, suscribió un convenio para el desarrollo del programa de Inglés como segunda lengua (ESL, English as a Second Lenguaje), denominación bajo la cual se asume el objetivo de mejorar el nivel de inglés de las personas no nativas.

 

La institución escogida fue el British Council por su reconocida calidad, su liderazgo internacional y por garantizar el aprendizaje de un inglés práctico y útil en cualquier parte del mundo. El convenio no afecta en absoluto ninguno de nuestros principios, estrategias o convicciones pedagógicas. El Claustro Moderno sigue siendo una institución muy colombiana en la que la lengua materna ocupa el primer lugar, pero abre para sus alumnos las puertas del mundo y los habilita para presentar los exámenes de la Universidad de Cambridge, (Cambridge Young Learners; First Certificate in English, FCE; Preliminary English Test, PET; Certificate of Proficiency in English, CPE, entre otros) que se realizan al mismo tiempo en más de cien países y que tienen validez en la mayoría de universidades del mundo, incluyendo las mejores del país.

El Programa de inglés en el Claustro le ha brindado a sus alumnos, desde su inicio hasta el momento, la oportunidad de acceder a niveles altos en algunas universidades prestigiosas del país, e incluso la posibilidad de alcanzar los niveles de inglés requeridos en algunas carreras. Igualmente, ha preparado alumnos competentes y capaces de desenvolverse de manera eficiente en programas especiales para adolescentes en países angloparlantes; el área de inglés, además, comparte con Español el primer lugar en los exámenes de Estado del ICFES (reforzando el proceso de Comunicabilidad, prioritario para nosotros), y a la fecha cerca de 90 alumnos han aprobado los exámenes de la Universidad de Cambridge. Resultan particularmente destacables los resultados del examen del Icfes de 2007 en loq que el Claustro superó a muchos de los más conocidos colegios bilingües de Bogotá, en el resultado del área de inglés (Ver Examen de inglés del Claustro entre los primeros de Bogotá en el Icfes).

Actualmente el Claustro cuenta con un equipo de profesores autorizado directamente por el British Council, con un programa de intensidad horaria diaria bajo la coordinación de Magdalena Mejía.

Los anteriores logros confirman la consolidación progresiva del Programa e indican que el Claustro ya ha adelantado mucho camino en la enseñanza del inglés como segunda lengua. Coincide, además, con una de las grandes prioridades que tiene Colombia al estrechar vínculos con países de habla inglesa.

Este programa es regularmente sometido a una revisión general, con la asistencia y la asesoría del Consejo Británico. Actualmente se está ajustando para que la presentación de los exámenes de la Universidad de Cambridge sea requisito indispensable para pasar de una Etapa a otra y para obtener el título de bachiller. Igualmente, desde el año 2005 el proceso de admisiones tiene incorporado como criterio fundamental de selección, la aprobación de la prueba de inglés que, dicho sea de paso, para nuestro proceso de admisiones de los últimos años ha arrojado unos resultados muy bajos: la mayoría de los aspirantes a ingresar al Claustro no pasaron las pruebas, lo cual nos llevó a repetirlas casi en su totalidad, después de practicarlas con éxito en los niveles y grados correspondientes a los alumnos del Claustro.

No hay que perder de vista, sin embargo, que la denominación exacta del programa, como se ha dicho ya en estas páginas, es el de Inglés como Segunda Lengua, (ESL por su sigla en inglés) lo cual supone, en primer lugar, que está dirigido a hablantes no nativos y por tanto, no cabe esperar una pronunciación perfecta. Supone además que la evaluación del programa debe hacerse preferiblemente al final del último nivel, cuando se adquiere un nivel Intermedio-Alto o Alto.

Cabe destacar, a propósito, que en la actualidad uno de los proyectos educativos más ambiciosos que esta desarrollando el Ministerio de Educación es el Programa Nacional de Bilingüismo cuya meta es “lograr un dominio básico del inglés como segunda lengua para los estudiantes de Básica y Media, un objetivo para el año 2010”1 que sería equivalente al nivel PET (Preliminary English Test). Con relación a esta meta nacional, en el 2005 se aplicó a una muestra de alumnos de noveno, décimo y undécimo, un simulacro del examen Pet el cual mide el manejo básico del idioma y los resultados mostraron que el 80% de ellos estaría preparado para tomar el examen real. Un indicio más de que el Claustro está preparado con anticipación para asumir los retos del país.

También, vale la pena resaltar que el Ministerio está usando el Marco de Referencia Europeo como soporte para establecer los logros mínimos que deben desarrollar los alumnos competentes en Inglés. En este punto, una vez más, el Claustro ya ha adelantado camino pues el convenio con el Consejo Británico le garantiza al Programa de Inglés hacer los ajustes necesarios para mantenerse al día con los avances educativos tanto nacionales como internacionales.

Un último aspecto para destacar es la dirección que ha tomado la enseñanza de lenguas desde el año 2004 y que de paso ha obligado a redefinir el concepto ‘bilingüe’. Ahora debemos entender por éste ‘poderse comunicar mejor, abrir fronteras, comprender otros contextos, apropiar saberes y hacerlos circular, entender y hacernos entender, enriquecerse y jugar un papel decisivo en el desarrollo del país. Ser bilingüe es tener más conocimientos y oportunidades para ser más competentes y competitivos, y mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos’. Desde luego, esto amplía la idea que teníamos sobre bilingüismo y la tendencia a pensar que sólo son bilingües los alumnos egresados de colegios que ofrecen sus asignaturas en inglés o en otro idioma. La calidad de un programa de Inglés no se incrementa autodenominándose bilingüe, con fines de mercadeo como a veces sucede, sino ingresando a un sistema internacional de evaluación que permita conocer el verdadero nivel del programa en un contexto ampliado.

Estamos satisfechos por el camino recorrido, y al mismo tiempo, convencidos de la necesidad de hacer los ajustes y las modificaciones que sean necesarias para mantener y elevar el nivel de nuestro programa. Los vínculos con el Consejo Británico, y a través de él, con la Universidad de Cambridge, constituyen el espejo a través del cual el Claustro puede definir y concretar, paso a paso, la conexión de sus alumnos con mundo angloparlante a través de su programa de Inglés como Segunda Lengua.

En agosto de 2008 se firmó el primer Convenio entre el Claustro y una institución británica, el Winchester College, que inaugura una nueva y crucial etapa de nuestro programa, en primer lugar por el intercambio de experiencias académicas y culturales entre las dos instituciones y también por la visita de alumnos de ambas instituciones a los países de origen, con propósitos de incrementar significativamente el nivel del idioma correspondiente, en un esquema de inmersión total de un mes completo. (Ver Firmado el Convenio entre el Claustro Moderno y el Winchester College).